RSS RSS Feed

El Tomate, un alimento nutritivo y antioxidante

El Tomate, un alimento nutritivo y  antioxidante - Blog para Adelgazar

El tomate es originario de Sudamérica. Fue introducido en España en el siglo XVI.

Es una baya jugosa con un color que va desde los tonos amarillentos al rojo debido a la presencia de los pigmentos,  licopeno  y caroteno. Posee un sabor ligeramente ácido. Cuanto más rojo y blando esté el tomate, más maduro y dulce estará.

Se produce y consume en todo el mundo, tanto fresco como procesado, ya sea como salsa, puré, zumo, deshidratado, mermelada o enlatado.

Entre las variedades más conocidas en el mercado tenemos el tomate perita o italiano, el tomate redondo, el tomate cherry y el tomate de árbol o sacha tomate.

En España es su temporada la de los meses de verano, en los que podemos disfrutar de múltiples variedades de gran calidad y exquisito sabor. Una variedad menos conocida y muy apreciada es el tomate rosa, con el que se pueden preparar gran cantidad de recetas, como, por ejemplo, la mermelada.

Es un alimento bajo en calorías ya que la mayor parte es agua. También contiene carbohidratos aunque no en gran cantidad y fibra. Proteína y grasa apenas tiene.

Hay que destacar su contenido en minerales y vitaminas. Dentro de los minerales destacan el fósforo el magnesio y el potasio. En cuanto a las vitaminas contiene vitaminas del grupo B, vitamina C, vitamina E y carotenos como el licopeno.

Debido a su composición el tomate nos aporta muchos beneficios para la salud.

Según los estudios consumir habitualmente en la dieta alimentos ricos en licopeno como sandía, salsa de tomate, pomelo rosado etc., contribuye a reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer y enfermedades crónicas.

El tomate es antioxidante, por lo que ejerce una función protectora para el organismo combatiendo frente a los radicales libres, que son uno de los principales responsables de las enfermedades cardiovasculares, cáncer  y envejecimiento.

Ayuda al crecimiento celular, manteniendo los huesos y dientes en buen estado; ayuda al sistema inmunitario a combatir infecciones y mantiene un buen estado ocular.

Por su contenido en potasio ayuda a regular los líquidos corporales, así como el buen funcionamiento de músculos y nervios.

Reduce la presión arterial, favorece el buen estado de nuestro hígado y previene los eczemas.

Para el cuidado de la piel también es muy interesante ya que se pueden realizar mascarillas con ellos, debido a sus propiedades desgrasantes, por lo que resulta adecuado para el acné.

 

 

 

Noemí Rodríguez Palacios

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética

Puede dejar un comentario, o trackback desde su propio sitio.

Deja tu comentario