Después de la Navidad y todo lo que conlleva, comidas y cenas copiosas, picoteos, dulces, bebidas… es necesario comenzar el año cambiando hábitos para tener una vida sana y feliz.

Vamos a dar unos consejos fáciles de seguir para empezar el año de manera sana.

  1. Lo primero de todo es llevar día a día una dieta equilibrada, haciendo cinco comidas, variando entre verduras, proteínas, frutas, y hortalizas frescas, evitando los productos procesados y comidas pre-cocinadas.
  2. El motivo de realizar las cinco comidas es para evitar el picoteo entre horas, ya que de esta manera se come más veces aunque en pequeñas cantidades, repartidas a lo largo de todo el día, para no llegar con mucha hambre y “atracar la nevera”.
  3. Consume en cantidades limitadas la sal y el azúcar, ya que el exceso de sal alimenta los procesos hipertensivos y el exceso de azúcar contribuye a la obesidad, y añade a tu alimentación fibra, que regulará el tránsito intestinal, y producirá sensación de saciedad.
  4. El siguiente paso será complementar la alimentación con algún tipo de actividad física, y así llevar un estilo de vida saludable. No siempre lo más efectivo es darse “atracones” de gimnasio, si no que en el día a día busques alguna actividad que te resulte atractiva y acabe formando parte de tu rutina diaria, y aparte, intentar no ir a lo fácil a la hora de llegar a tu destino, como por ejemplo subir escaleras en vez de coger el ascensor, ir andando en vez de coger el coche para trayectos cortos o simplemente pasear.
  5. El agua será la mejor aliada como bebida, ya que es vital para tu salud. Es aconsejable beber agua durante todo el día, al menos 2 o 3 litros y evitar tomarla durante las comidas principales. Debes evitar el consumo de refrescos y alcohol.
  6. Reducir el estrés en tu vida al máximo, puesto que en exceso nos lleva al cansancio crónico y a no ser felices, amabas cosas muy importantes para tener una vida saludable y plena.
  7. Procura tener un hábito de descanso regular, marcando un horario de sueño de 7 a 8 horas en la medida de lo posible, y así poder recuperarte del cansancio del día anterior y evitar acumularlo durante toda la semana.

El que quiere algo, siempre encuentra un medio, el que no, una excusa. El cambiar algo que no te gusta en tu vida, solo depende de ti.

El Equipo Adelgar