alidya-tratamiento-anticelulitico-clinica-adelgar

Es el primer dispositivo médico inyectable de medicina estética con marcaje CE, indicado específicamente para la prevención y tratamiento de la celulitis, desarrollado por el Dr. Pascuale Motolese.

Además se puede combinar con otros tratamientos para el mismo fin.

Alidya está diseñado para neutralizar la actividad tóxica del hierro (actúa como irritante, provocando inflamación crónica, acidificando el ph del tejido y degenerando las células grasas) y favorecer su eliminación para devolver el ph básico de tejido y el equilibrio a la estructura del tejido graso, así la piel recupera su aspecto normalizado de una manera rápida y segura.

Además Alidya actúa mejorando la oxigenación del tejido y aporta los componentes necesarios para la re-estructuración de la matriz.

Alidya se aplica mediante una técnica sencilla de mesoterapia, se inyecta en la zona afectada de celulitis y no requiere ningún tipo de anestesia, ya que es un tratamiento indoloro.

Para conseguir resultados clínicamente observables se necesitan una media de 7 a 12 sesiones, dependiendo de la fase evolutiva en que se encuentre la celulitis a tratar. Se empiezan a apreciar resultados a partir de la 3ª sesión.

Se aplican dosis de 10 ml y en pacientes con peso superior a 65kg se administrarán 2 dosis.

Una vez terminado el tratamiento puede realizarse una sesión mensual de mantenimiento, para prevenir la aparición de celulitis.

Este tratamiento está indicado:

  • Celulitis edematosa, fibrótica y esclerótica.
  • Post- liposucción
  • Post-intralipoterapia

Efectos secundarios

Es un tratamiento muy seguro. Las molestias provocadas por la técnica son mínimas ya que se realiza mediante infiltraciones con micro-agujas. Y el dolor remite en pocas horas.

El efecto secundario que podemos observar con más frecuencia es la posible aparición de hematomas, una ligera inflamación del tejido y un enrojecimiento en la zona tratada, que desaparece en las horas posteriores.

Es conveniente que las siguientes horas post- tratamiento se evite la exposición solar.

 

Laura González Chavarrías

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética