adelgazar-verano

El verano es una de las épocas más placenteras del año porque coincide el buen tiempo con las vacaciones. Es un momento en el que, además, mostramos más el cuerpo. Por eso, es habitual marcarse el objetivo de adelgazar en estos meses de calor. Desde Adelgar, que llevamos 21 años ayudando a adelgazar a miles de personas, te damos unas sencillas pautas para que adelgaces y te mantengas sin muchos esfuerzos en verano:

12 Pautas para Adelgazar en Verano

  • Realiza 5 comidas al día sin saltarte ninguna. Evita picar entre horas y llegar con menos hambre a las comidas principales.
  • Hidrátate. La hidratación es importante durante todo el año pero en verano mucho más, porque aumenta la sudoración, la transpiración a través de la piel y necesitamos reponer las pérdidas. Bebe antes de que se produzca la sed, es mejor no esperar a esta señal. Además de tomar agua puedes ingerir infusiones o refrescos sin azúcar que te ayudarán a hidratarte controlando el aporte calórico. Mantener una buena hidratación disminuirá la retención de líquidos. Es muy común tomar granizados, pero ten en cuenta que te aportan azúcares, por tanto es mejor tomarlos de forma esporádica y no abusar de ellos.
  • Opta por los platos más ligeros y refrescantes como las verduras y ensaladas, que te aportarán pocas calorías y te ayudarán a sentir sensación de saciedad, por su aporte en fibra. Además, te repondrán agua, vitaminas y minerales. Aliña las ensañadas sin utilizar salsas ya preparadas, será suficiente con un pequeño chorrito de aceite de oliva, vinagre, zumo de limón o especias.
  • Toma fruta y zumos de fruta de temporada, como el melón o la sandía. Son un alimento muy refrescante y puedes tomarlas entre horas. Siempre es preferible tomar la pieza de fruta fresca por su contenido en fibra, que se pierde parcialmente en el zumo.
  • Apuesta por las sopas frías, como el gazpacho, el salmorejo o cualquier sopa o crema de frutas o verduras.
  • Modera los alimentos ricos en carbohidratos, como la pasta, el arroz o el pan, etc. Cada semana puedes consumir un día pasta y otro arroz. Si añades alguna salsa a la pasta o el arroz, no pases de dos cucharas para evitar tomar más calorías. También puedes consumir estos alimentos en ensalada. Toma un par de rebanadas de pan a lo largo del día.
  • Cuando consumas alimentos proteicos, cocínalos a la plancha, el vapor o al horno, que producen menos grasas. Evita salsas, rebozados, fritos o empanados.
  • Los lacteos, como la leche o los yogures, tómalos desnatados en el desayuno, como postre o entre horas.
  • Reduce el consumo de alcohol, porque posee muchas calorías.
  • Toma muy de vez en cuando dulces, repostería, helados o snacks, ya que solo aportan grasa y azúcares.
  • Haz algo de ejercicio al menos 30 minutos al día. Vale de cualquier tipo, ya sea caminar, nadar, montar en bicicleta, jugar con tus hijos, practicar algún deporte con los amigos. Esto te servirá para aumentar el gasto calórico y te ayudará a adelgazar.
  • Ponte en manos de profesionales. Como sabes, cuando se trata de adelgazar de verdad, y de forma definitiva, lo mejor es ponerse en manos de profesionales. En Adelgar tenemos 21 años de experiencia ayudando a las personas a adelgazar y mantenerse con tratamientos y planes de mantenimiento personalizados según el sexo, la edad, si hay sobrepeso, obesidad, volumen localizado, flacidez o celulitis. Ponte en contacto con nosotros y el médico y el equipo de dietistas te examinarán para pautarte el mejor tratamiento para que logres tu objetivo de adelgazar.

SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

[contact-form-7 id=”2134″ title=”Campaña Julio 2015″]