HOY ES EL DÍA MUNDIAL CONTRA EL CÁNCER.

Como cada 4 febrero, tiene lugar la celebración del Día Mundial contra el Cáncer, el cual fue establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC).

 

 

El cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación de las células en el cuerpo humano de manera descontrolada.
Normalmente, el cuerpo crea células nuevas, a medida que necesita reemplazar a las células envejecidas que mueren. En ocasiones, crecen células que no son necesarias, y las envejecidas no mueren, por lo que se puede formar un tumor, que puede ser benigno o maligno. Cuando son malignos, se consideran cáncer, por lo que pueden invadir otros tejidos y producir metástasis.
Los síntomas y tratamientos dependen del tipo de cáncer y de lo avanzado que esté en el organismo. Además la mayor parte de los tratamientos incluyen cirugía, radioterapia o quimioterapia.
Esta enfermedad, es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en el mundo, y en España es la segunda causa de muerte después de enfermedades cardiovasculares, según el Ministerio de Salud Pública.

Este año, el Día Mundial contra el cáncer, se celebra bajo el lema “Nosotros podemos, yo puedo”, con la idea de poner en marcha la lucha global contra esta enfermedad y reducir el número de muertes.

El principal objetivo es concienciar a la sociedad sobre esta enfermedad, que por desgracia está siendo tan común en este siglo; fortalecer todas las medidas existentes para prevenir la aparición del cáncer y de todos sus tipos, y ayudar a todos los enfermos y familiares.

El cáncer es una enfermedad difícil de prevenir, ya que por ambiente, agentes externos, alimentación……puede activarse.

Para reducir el riesgo de padecerlo se pueden buscar hábitos de vida saludables, entre los que se incluyen cuidadr nuestras emociones y buscar momentos y situaciones que nos den alegría; evitar el consumo de alcohol y tabaco; comer y beber de forma saludable, aunque la relación que existe entre la alimentación y el riesgo de padecer cáncer es complicado de conocer, debido a la gran cantidad de alimentos que ingerimos a lo largo de nuestra vida; si que es cierto, que llevar una correcta alimentación, de forma variada y equilibrada, nos permitirá mantener un buen estado de salud, así como el realizar algo de actividad física, acorde con nuestra edad, sexo y trabajo.
Por último, siempre será imprescindible acudir a consultas médicas periódicamente, ya que para algunos tipos de cáncer, la detección a tiempo aumentará la probabilidad de obtener buenos resultados en la cura.

El Equipo Adelgar