Estamos ante una técnica apasionante dentro de lo que abarca el mundo de la Medicina Tradicional China (MTC), una medicina de mas de cuatro mil años de antigüedad, que ha demostrado una gran efectividad para mitigar y sanar gran variedad de dolencias.

Los chinos no fueron los únicos en adentrarse de este modo por los vericuetos corporales. Los egipcios y los mayas descubrieron cosas similares. Por no hablar de la India, donde desde tiempos inmemoriales se habla de la existencia de chacras o centros energéticos. Todas estas culturas sabían que el cuerpo estaba recorrido por canales energéticos y que cuando la energía fluye por ellos no hay lugar para la enfermedad; y que había puntos de especial fuerza terapéutica a lo largo de estos meridianos que pueden influir positivamente en la segregación de endorfinas, opiáceos y neurotransmisores. Es decir, medicamentos altamente efectivos, sacados de la propia farmacopea corporal. Y sin efectos secundarios. Por supuesto, no estamos hablando de una panacea y que llegado el momento, nos libre de visitar a un especialista.

A los occidentales nos resulta difícil entender estas formas de curar y porque otras culturas se sirven de las hierbas para tratar las enfermedades mas diversas. De hecho la fitoterapia es tan antigua como la humanidad. La farmacopea moderna no es sino una evolución de la misma. Ahora bien lo que nos resulta mas extraño es que apretando un determinado punto del cuerpo se produzca un efecto inmediato en otra parte del organismo; por ejemplo, que presionando durante unos minutos la base de la uña del dedo índice nos alivie o nos quite un horrible dolor de muelas. Por supuesto, después deberemos ir al dentista a que nos trate el problema que tengamos.

Este sistema de sanación no comenzó como una entelequia teórica, si no que la teoría y la práctica terapéutica se retroalimentaron mutuamente a lo largo de milenios.

La digitopuntura es algo instintivo que ha estado presente en el ser humano desde hace miles de años y que se ha ido olvidando o no se tiene tan presente en la actualidad. No obstante, podemos observar como el instinto nos lleva automáticamente a llevar las manos a las partes del cuerpo que nos duelen. No hay mas que ver a una madre calmando instintivamente el dolor de su bebe.

Hoy en día esta técnica es muy conocida a través del Shiatsu significado del japonés, (Shi), dedo y (Atsu), presión, un masaje de acupresura que tiene su homólogo en China bajo el nombre de Tuina y de los que muchas personas gozan de sus beneficios para el equilibrio de su salud y de sus emociones.

En nuestra clínica de adelgazamiento Adelgar estaremos encantados de ampliarle la información sobre este tipo de tratamiento.