Dulces típicos de Navidad

España es conocida por su gran riqueza gastronómica, y en la época de Navidad, fecha de celebraciones, reuniones, comidas y festejos, podemos encontrar una gran variedad de dulces típicos, exquisiteces artesanas, de sabores únicos y suaves a los que pocas personas pueden resistirse.

  • Turrón: Masa que se consigue al cocer miel y azúcares, con o sin clara de huevo o albúmina (proteína animal o vegetal). Posteriormente se le añade almendras tostadas, y se le incorpora los ingredientes deseados para darle la textura y el sabor que se quiera conseguir, y se deja reposar al aire.
    Los más típicos son el turrón de chocolate, blando, duro, de yema… y los más conocidos en España son el turrón de Jijona y Alicante.
  • Mazapán: Elaborado con pasta de almendras crudas y azúcar pulverizado, suele presentarse en forma de figuritas y que, además, sirve como base de otros muchos dulces. Toledo es una de las provincias españolas donde destaca su elaboración.
  • Polvorón: Dulce obtenido de la mezcla de harina, manteca de cerdo, azúcar y almendras. Se deshace en polvo al comerla, ya que su consistencia es muy baja.
    Los más típicos son los de Estepa (Sevilla) y Antequera (Málaga).
  • Pestiños: Dulce típico de todas las regiones de España, hecho a base de harina, aceite, aguardiente o vino. Dependiendo del tipo de pestiño puede llevar anís, sésamo, clavo, laurel, canela, huevo…, se fríe y se endulza con miel, almíbar o simplemente azúcar.
  • Panetone: Bollo de origen italiano, pero asentado en todas las casas españolas, compuesto de harina, azúcar, mantequilla, huevos, miel, levadura de cerveza y leche. Con distintas esencias y frutos secos o chocolate.
  • Roscón de Reyes: Rosca elaborada con harina, levadura, leche, huevos, margarina, ralladura de limón, agua de azahar, azúcar y sal. Se decora con fruta escarchada, almendras y azúcar. También los podemos encontrar rellenos de nata, chocolate, trufa o crema.

Todos estos alimentos tienen gran poder energético por su alto nivel calórico, además son ricos en glúcidos, grasas vegetales y proteínas, por lo que debemos ser conscientes de comerlos con moderación si queremos además de cuidar nuestro peso, nuestra propia salud y nutrición diaria. ¡Felices fiestas!

El Equipo Adelgar