Chat with us, powered by LiveChat

El láser DUAL metabólico es un dispositivo médico  totalmente indoloro indicado para reducir la grasa localizada y el volumen.

Consiste en realizar un pequeño drenaje durante 5 minutos a través de una sonda, la cual emite una onda polarizada abriendo los canales linfáticos para disminuir el edema y mejorar la circulación.

Seguidamente, se colocan las placas de láser dual (diodo e infrarrojos), durante 10 minutos en la zona a tratar. El láser penetra directamente en la célula grasa (adipocito), que le transmite una información por la cual el metabolismo de la célula se activa para que la grasa pueda ser eliminada más fácilmente a través de la orina.

El láser metabólico combina diferente aparatología en un mismo equipo:

LÁSER DIODO (638nm): Aumenta el metabolismo celular, convierte los ácidos grasos pesados (triglicéridos) en otros más ligeros (ácidos grasos y glicerol) que son eliminados por el organismo de forma natural y además activa la lisis aumentando los procesos enzimáticos naturales (lipasa y ATP).

LÁSER INFRARROJO (830nm): Es antiinflamatorio y drenante y además incrementa la permeabilidad de la membrana celular y estimula la liberación de las enzimas que dan origen a la degeneración de los triglicéridos.

RADIOFRECUENCIA ATÉRMICA: La radiofrecuencia ayuda a generar colágeno en los fibroblastos, a la vez que estimula la dermis y produce mayor firmeza en los tejidos. Además incrementa la capacidad de drenaje de las grasas expulsadas y la linfa acumulada, y al ser fría mejora el estado vascular y linfático permitiendo al adipocito un vaciado más rápido y natural.

DRENAJE LINFÁTICO LOCAL: Primero se realiza  por la zona un drenaje linfático, para disminuir el edema, mejorar la circulación, retención de líquidos, celulitis y sensación de pesadez, en fin,  mejorando el estado de la zona a tratar y de nuestra salud en general.

ELECTROPORACIÓN TRANSDÉRMICA: La aplicación de esta corriente facilita la circulación de los productos degradados, vasodilata por estimulo los vasos sanguíneos y por tanto mejora la circulación sanguínea, y la circulación linfática también mejora a través de electroporos en las paredes de los vasos y canales linfáticos.

Es aconsejable realizar dos sesiones a la semana, siempre dejando pasar 72 horas entre una y otra. Después de cada sesión es recomendable caminar al menos durante 30 minutos, para movilizar la grasa de la zona tratada y facilitar la expulsión de la misma.

Se puede aplicar en brazos, abdomen, flancos, cartucheras, muslos y rodillas, y es un tratamiento totalmente compatible con otros para pérdida de grasa, como la carboxiterapia o la crioterapia.

Es un tratamiento contraindicado para embarazadas o menores de edad, en personas con enfermedades infecciosas o con problemas de coagulación sanguínea, y con heridas, cirugías, hernias o mallas metálicas en la zona a tratar.

El Equipo Adelgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *