shutterstock_397283263

El PRX-T33 es un bio-revitalizante que previene el envejecimiento cutáneo y afina y borra las arrugas más superficiales. Su formulación parte del peeling de ácido tricloroacético tamponado (TCA) combinado con peróxido de hidrógeno (H2O2) que hace que penetre de forma más rápida en la dermis, activando el proceso regenerativo de las células sin que la epidermis se vea dañada.

 Es un procedimiento no invasivo, ya que no requiere el uso de agujas. No es fotosensibilizante por lo que puede realizarse en cualquier época del año sin temor a que aparezcan manchas, y además es adecuado para todo tipo de pieles.

 -Beneficios:

  • Mejorar el aspecto de la piel y cerrar los poros dilatados, rejuveneciéndola, estimulando los fibroblastos y los factores de crecimiento sin generar daños ni inflamación en la piel.
  • Corregir la flacidez tanto a nivel facial, como corporal, y atenuar  la profundidad de las arrugas.
  • Eliminar melasmas, estrías y cicatrices de varicela y acné.
  • Se utiliza como tratamiento base, antes de tratamientos de rellenos con ácido hialurónico, hilos tensores, Dermapen o Carboxiterapia. En estos casos nos ayuda a preparar la piel, potenciar y sumar resultados.

 El número de sesiones necesarias dependerá de los resultados que se deseen del tipo de piel y de la edad. Si se quiere un efecto de rejuvenecimiento, como mínimo es de 3, realizando 1 semanalmente y suelen durar entre 15 y 30 minutos, dependiendo de la zona a tratar.

-Contraindicaciones:

  • Evitar la exposición al sol o rayos UVA, y protegerse con pantalla total, al menos durante 10 días.
  • No tocar ni manipular la piel.
  • No aplicar a embarazadas o en periodo de lactancia.
  • No aplicar con erupciones cutáneas o heridas.

-Reacciones que pueden aparecer:

  • Enrojecimiento ligero en la piel.
  • Escozor en la zona tratada durante la aplicación, que desaparece a los pocos minutos.
  • Descamación ligera de la zona tratada.

El equipo Adelgar