Chat with us, powered by LiveChat

Debemos tener cuidado con algunas creencias o falsos mitos alimentarios que están muy arraigados en nuestra sociedad y no tienen ningún fundamento científico con lo cual pueden perjudicar nuestros hábitos alimenticios saludables.

Vamos a desmentir algunos de ellos que casi siempre están relacionados con el tema “adelgazar”:

-La fruta de postre engorda: la fruta tiene las mismas calorías antes o después de comer, simplemente como tiene fibra antes de las comidas sacia más.
-Los hidratos de carbono engordan: los hidratos de carbono son fundamentales en nuestra alimentación y deben aportar al menos el 50 % de las calorías totales, si que hay que controlar su cantidad como el resto de alimentos y no excederse, si se eliminan además se nos produce el llamado “hambre de dulce”.
-Los productos Light adelgazan: no adelgazan solo aportan un 30% menos de calorías que el alimento convencional y a veces siguen siendo muy calóricos.
Los integrales adelgazan: los alimentos integrales tienen las mismas calorías  que sus homónimos no integrales, simplemente tienen más fibra y sacian más.
Las vitaminas engordan: las vitaminas son nutrientes que no tienen calorías.
Los suplementos vitamínicos son necesarios para cubrir nuestras necesidades: si llevamos una cimentación equilibrada nos aportara todas nuestras necesidades de nutrientes.
La carne alimenta más que el pescado: ambos alimentan y hay que tomar de los dos, además el pescado se digiere más fácilmente y su grasa es más saludable.
El huevo crudo alimenta mas que cocido: típico en deportistas y es todo lo contrario ya que el huevo al cocinarlo se aprovechan el 92% de sus proteínas y crudo solo el 50%, aparte hay que mencionar el riesgo de contraer salmonelosis si se consume crudo.
El zumo de pomelo quema las grasas: ningún alimento tiene dicha propiedad, eso si ayuda a que la vesícula funcione mejor y elimine las grasas mas fácilmente.
La manzana limpia los dientes: ningún alimento puede sustituir a un buen cepillado dental, la manzana contiene menos azucares que otras frutas, por tanto no favorece la formación de microorganismos que provocan la caries.
La sal engorda: la sal no tiene calorías, eso si en exceso favorece la retención de líquidos.
el agua engorda: el agua no tiene calorías y es fundamental para el organismo ya que facilita la digestión y la diuresis y nos hidrata.
La sacarina y los edulcorantes producen cáncer: todos los endulzantes son seguros para el ser humano en las dosis recomendadas salvo que los tomemos en cantidades desorbitadas.
Los adultos no necesitan leche: los lácteos son fundamentales a diario para aportarnos la cantidad de calcio necesario para nuestro organismo.
El alcohol quema las grasas: aporta más calorías: no las quema y además tiene más calorías que los hidratos de carbono y las proteínas.
La margarina engorda menos que la mantequilla: tienen aproximadamente las mismas calorías, la mantequilla es una grasa animal y nos aporta más viamina D.
El pan engorda: hay alimentos más calóricos que el pan, hay que tomarlo en la cantidad adecuada y no mojarlos en salsas que suelen ser muy caloricas.
El chicle adelgaza: ni aunque sea sin azúcar, ya que provoca un efecto rebote de aumento de apetito al estimular las terminaciones nerviosas que se encuentran en nuestra cavidad bucal y nos produce gases.
En general debemos recordar como siempre que ningún alimento tiene la propiedad de engordar o adelgazar, es el conjunto de nuestra alimentación y6 nuestra actividad física los principales encargados de aumentar o disminuir nuestro peso.

Adelgazar