Pineberries-clinica-adelgar

También conocidas como “pineberries” o “almas blancas”, es una fruta exótica rescatada por un grupo de agricultores holandeses los cuales tratan de evitar su extinción prolongando su cultivo.

Tienen un sabor característico, similar al de la piña cuando alcanza su mayor grado de madurez y con fuerte aroma. De acuerdo con publicaciones especializadas se considera una especie híbrida y una de las variedades más antiguas de fresa cultivadas. Los expertos estiman que es un cruce entre dos especies de fresas silvestres americanas y fresa chilena (fragaria virginiana y fragaria chiloensis).

Se diferencia de la fresa común, en su color blanco con aquenios rojos y hojas verdes, pero respecto a sus aportes nutricionales son prácticamente iguales.

Actualmente su cultivo es limitado, ya que se realiza en invernaderos para su comercialización y distribución a otros países, el fruto es más pequeño en comparación con la fresa común. Comienzan siendo de color verde, y conforme van madurando adquieren el color blanco pálido. Cuando la fruta ya está madura, es muy dulce y jugosa. Es una fruta sensible, cualquier magulladura puede provocar la aparición de moho rápidamente por lo que hay que tener especial cuidado cuando se compren.

No es una fruta muy conocida, tiene un precio elevado y no se consigue en todas partes. Su precio elevado se debe a sus costos de producción que son también altos. Posee una planta fuerte, resistente a enfermedades pero produce pocas bayas.

El consumo de esta fruta nos aporta fibra y carbohidratos, algunos nutrientes como las vitaminas A, C y B9, así como minerales y potasio.

Esta fruta ha llegado a países del Mediterráneo como Italia, pero todavía no se ha visto por España en los supermercados. Comenzó a comercializarse en 2010 en Reino Unido, tras su venta previamente en lugares de Nueva York.

Idealmente, estas fresas deberían ser cultivadas en invernaderos puesto que la luz solar directa cambia tonalidad blanca a malva, pero el método de cultivo no es significativamente distinto al de las fresas normales.

 

Laura González Chavarrías

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética