El Helicobacter Pylori es una bacteria que afecta al 50 % de la población mundial, ha sido identificado como el agente causal de la ulcera péptica y se ha clasificado como carcinógeno tipo I.
Esta bacteria puede generar deficiencias en la absorción de nutrientes que puede comprometer el estado nutricional de las personas afectadas. Lo más característico es la aparición de dolor o sensación incomoda en la región abdominal. Se debe tratar con antibióticos y antiácidos  a los pacientes. La dietoterapia se basado durante años en la tradición y en pocas bases científicas, pretendiendo sobretodo disminuir la secreción de jugo gástrico, neutralizar la acidez estomacal, disminuir la motilidad y no causar irritación mecánica. Actualmente sabemos que la recurrencia o exacerbación de la enfermedad puede ser causada por el tabaco, alcohol, etc.
La rigidez de la dieta no es necesaria para la curación del ulceroso, ya que muchas veces solo sirve para que el paciente este irritado o infeliz, aunque si  se debe seguir unas pautas dietéticas generales.
La leche ha sido siempre incluida en los regimenes antiulcerosos, ya que se pensaba que neutralizaba el jugo gástrico, y eso es en parte así, pero sucede con cualquier alimento. Se sabe que el calcio estimula la secreción ácida y la leche es un aliento rico en calcio, por tanto no conviene abusar de ella, tomar dos vasos al día es suficiente para que las proteínas de la leche aceleren la cicatrización y debemos utilizar antiácidos para reducir la acidez gástrica.
La fibra se ha eliminado durante años, pero tampoco hay evidencias científicas de que cause daño al ulceroso.
Se recomienda hacer 6 comidas al día con pequeñas cantidades para no estimular demasiado la secreción gástrica y la actividad motora gástrica. Se evitarán solo los alimentos que causen molestias a nivel personal. Muchas personas coinciden en que alimentos como la cebolla, coles, frijoles, picante y cítricos les sientan mal y salvo la pimienta las demás especias usadas con moderación son bien toleradas.
Debe evitarse igualmente sustancias que actúan como secretagogos, como son el café, el te, los refrescos con cola y el alcohol.
Las terapias actuales están encaminadas a la erradicación de Helicobacter Pylori y se trabaja en una vacuna para inmunizar a la población de alto riesgo, de manera que esta enfermedad se presente raramente y se prevenga el cáncer gástrico.

En el 2009 Científicos de la Universidad de Kyoto (Japón) desarrollaron un yogurt enriquecido que consigue acabar con el ‘Helicobacter pylori’, de esta manera, aunque existen antibióticos  para tratar la bacteria, se buscó un tratamiento mas accesible y sin efectos secundarios, y que además, en países subdesarrollados  aporta proteínas y calcio a su alimentación.
Este derivado lácteo incluye la presencia de un anticuerpo que se encuentra en los huevos de gallina, el IgY-ureasa, y que ayuda al sistema inmune de estos animales a combatir a esta bacteria.
También hay evidencias preliminares de que el consumo regular de brócoli puede erradicar la bacteria con lo que se esta trabajando actualmente en este sentido.

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas, si ya estás suscrito a nuestra newsletter, para reconocer el estado de tu sesión si la tuvieses y para servir más rápidos los contenidos.

JSESSIONID, _cfuid, wpSGCachePypass, mailerlite, gdpr, gawp
mailerlite, _cfuid

Advertising

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros con servicios, también garantes de tu privacidad, que analizan tus usos de navegación para que podamos mejorar los contenidos, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales y el formulario de comentarios.

_ga

Other