El ejercicio durante nuestra madurez no deja de ser importante.

Cuando estamos en esta etapa de la vida, y sobre todo cuando ya comenzamos a acercarnos a la tercera edad, el ejercicio es realmente importante y no sólo por la salud física, sino también por la salud mental y la socio-afectiva, y es que en esta etapa como en otras de la vida, es fundamental que nos sintamos a gusto con nosotros mismos y dediquemos tiempo a cuidarnos. Siempre hemos de tener en cuenta las condiciones físicas de cada uno, pero hacer ejercicio siempre nos va a ayudar a vivir la vida de una forma mucho más sana y feliz.

Algunos ejercicios recomendados.

Si no estás acostumbrado a hacer ejercicio, debes realizar ejercicios aeróbicos de baja intensidad o moderada, siempre con su calentamiento previo y sus estiramientos finales. Es importante que comiences a trabajar la flexibilidad y la musculación, como por ejemplo con gimnasia de mantenimiento, Yoga o Pilates, y lo mantengas dos o tres veces por semana.

Si por otra parte quieres trabajar la resistencia y la oxigenación pulmonar y cardiaca entonces te recomendamos otro tipo de ejercicios, como puede ser andar, nadar, pedalear… ¡O echarte unos buenos bailes que eso siempre es buenísimo!. Recuerda que estos ejercicios tienes que hacerlos más a menudo, por lo menos de tres a cinco días a la semana. Un paseo mañanero o cuando te apetezca todos los días puede ser una excelente forma de mantenerte activo y con salud.

Y sobre todo, reducir el sedentarismo.

Una de las cosas más importantes cuando comenzamos a sentirnos cansados es reducir sustancialmente las horas de sedentarismo. Es decir, si tienes que usar el coche para un trayecto corto trata de evitarlo, o si llevas demasiado tiempo “tirado” con la televisión encendida es hora de que te pongas manos a la obra y hagas cualquier otra cosa, en la medida de lo posible. Otros ejemplo es tratar de evitar los ascensores.

Ten en cuenta que el sedentarismo suele llamar a más sedentarismo, y que este tipo de actitud al final nos aleja bastante de lo que debería ser una vida saludable.

Si te decides a hacer alguna actividad física, habla con tu médico de cabecera o apúntate a un centro de deporte de tu comunidad, allí hay profesionales que te orientarán para conocer tus posibilidades. Hacer ejercicio en grupo hace que la motivación sea mayor.  Evita realizar ejercicio en ambientes muy fríos o muy calurosos e hidrátate bien.

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas, si ya estás suscrito a nuestra newsletter, para reconocer el estado de tu sesión si la tuvieses y para servir más rápidos los contenidos.

JSESSIONID, _cfuid, wpSGCachePypass, mailerlite, gdpr, gawp
mailerlite, _cfuid

Advertising

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros con servicios, también garantes de tu privacidad, que analizan tus usos de navegación para que podamos mejorar los contenidos, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales y el formulario de comentarios.

_ga

Other