Alimentación sana para el otoño

El otoño trae consigo una gran variedad de frutas, verduras y hierbas que nutren nuestro cuerpo y lo dotan de energía extra para entrar al invierno. Tener un conocimiento de los productos nutricionales propios de cada estación te permitirá aportar a tu dieta lo que necesita en cada momento mientras vives en armonía con el ritmo que impone la naturaleza.

En esta época del año, podemos comenzar a considerar el incremento de la proteína que consumimos,  las grasas saludables y los granos enteros,  siempre combinando con un programa de ejercicio que te ayude a controlar el peso.

Nutrir tu sistema inmune es también muy importante. Aprovecha al máximo las verduras de hoja verde y de color naranja, ya que son ricas en beta-carotenos y  fortalecerán tu sistema inmune.  Las zanahorias, calabazas, brócolis, apio, espinacas y otros similares deben de estar presente en tu cesta de la compra.

Según la Medicina Tradicional China, es importante equilibrar el cuerpo agregando alimentos como el chucrut (col fermentada), puerros, yogur y manzanas ácidas a tu dieta. Alimentos ácidos y picantes como el ajo, nabo, rábanos picantes son muy interesantes ya que limpian y protegen los pulmones, lo que previene de padecer muchas enfermedades que tienen lugar con los cambios de temperatura.

Es también importante moderar el consumo de cafeína en esta estación. A medida que nos acercamos al otoño, nos vamos encontrando algo más cansados lo que nos puede tentar a consumir más cafeína de la habitual. Pero antes de tomar la segunda taza, considera hacer un cambio sano y pasar del café al té verde, por ejemplo.

El té cuenta con múltiples beneficios para la salud, entre ellos protege el corazón y el cuerpo de determinados cánceres, reduce inflamaciones y la presión sanguínea, y además favorece el aumento de la densidad ósea. El té verde y blanco contienen una gran cantidad de antioxidantes que protegen el cuerpo del daño celular.

En resumen, las mejores frutas, verduras y semillas para este otoño (sin excluir el resto de alimentos que encontrarás en el mercado, claro) son:  germen de trigo, hojas de laurel, salvia, anís, repollo,  alcaparras, albahaca, miel, canela, pimienta, ajo, cebolla, orégano, perejil  manzanilla, té de menta, té de limón, aceite de maní, rábanos, mostaza, romero, pimienta de cayena, tomillo, puerros y  cardamomo.

Estas son algunas recomendaciones e incluso te invitamos a ir más allá y tener una primera consulta gratuita con uno de nuestros nutricionistas para comenzar a alimentar tu cuerpo como se merece.