gimnasia-pasiva-clinica-adelgar

Es una técnica de electroestimulación corporal. Utiliza un sistema de electrodos de baja intensidad colocados en diferentes grupos musculares (piernas, abdomen, glúteos…)

Éste método hace que los músculos realicen ejercicio de manera involuntaria sin provocarles esfuerzo alguno, es decir, el equipo hace que se ejerciten los músculos, sin nosotros realizar movimientos.

En términos generales, este método aumenta la temperatura y circulación en la zona, mejorando el metabolismo de las grasas, reafirmando la piel y modelando la figura.

La Gimnasia pasiva, estimula la musculatura consiguiendo un mejor tono muscular y mejor circulación de la sangre. Puede ser practicada por personas de todas las edades.

Éste método consiste en la colocación de electrodos sobre las diferentes zonas del cuerpo que se quiera trabajar, éstos electrodos están conectados por cables al equipo que emite la frecuencia eléctrica, produciendo una contracción involuntaria del músculo (sin esfuerzo del paciente). Primero se tonifica el músculo por la contracción que se mantiene unos segundos y que reafirma la fibra muscular. Si hay tejido adiposo, se aplica una corriente continua para reducir la retención de líquidos y mejorar la circulación. Por último, se actúa sobre el tejido más superficial para tonificar y dar una mayor elasticidad al tejido. Este equipo nos ayuda a realizar los tres procesos al mismo tiempo, trabajando simultáneamente el tejido muscular y el subcutáneo.

Las sesiones pueden realizarse de 2 a 3 veces por semana. Pasado un mes del tratamiento, se ha observado una disminución de la retención de líquidos y de la grasa corporal, mejorando así, el aspecto de la piel con celulitis y el tono muscular. Al aumentar la fibra muscular se acelera el metabolismo de los lípidos y se moviliza la grasa del organismo, facilitando su eliminación.

La efectividad de éste tratamiento aumentará si se complementa con una dieta equilibrada, que haga que los tejidos musculares tengan los componentes (vitaminas, proteínas…) que necesitan.

El tratamiento está contraindicado en personas con marcapasos, implantes metálicos o clavos dentro del organismo, personas epilépticas y para mujeres embarazadas.

 

Laura González Chavarrías

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética