sandia-clinica-adelgar

La sandía es una fruta típica del verano, esférica, cuyo peso medio es de 2,5kg. La pulpa es carnosa, suele ser de color rojo aunque también hay variedades de color rosado o amarillento; con pepitas negras y la cáscara es de color verde más, o menos oscuro.

Su sabor es dulce y es muy refrescante ya que la mayor parte de su composición es agua, por lo que nos ayuda a hidratarnos. Presenta muy pocas calorías así que es apta para las dietas de adelgazamiento. El sabor dulce se lo confieren los carbohidratos, cuya cantidad está en torno al 6%.

Contiene vitamina C y otras del grupo B. También beta carotenos entre los que está el licopeno que le da ese color característico rojo.

En cuanto a los minerales se encuentran el potasio, magnesio, fósforo, calcio, etc.

La sandía es diurética por lo que nos ayuda a regular la tensión arterial, a eliminar los líquidos retenidos, a eliminar toxinas, etc.

Nos aporta antioxidantes que nos protegen de la acción de los radicales libres, causantes del envejecimiento y de las enfermedades degenerativas.

Ayuda a reforzar el sistema inmune y a formar y mantener nuestras estructuras corporales, así como a un correcto funcionamiento del sistema nervioso.

Nos ayudará a calmar la sed durante estos meses de calor, por lo que es muy recomendable su consumo, por ello y por los beneficios que nos aporta.

 

Noemí Rodríguez Palacios

Dietista de Adelgar

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética