La vitamina D se produce en la piel por efecto de las radiaciones solares para pasar luego a la sangre y facilitar la absorción del Calcio y del Fósforo en el intestino, minerales imprescindibles para una buena salud de nuestros huesos.
Estos elementos se aportan al organismo a través de una dieta equilibrada y variada.
En cuanto al sol, ya veis lo saludable que es tomar unos rayitos, ah! y con la piel bien limpita para que los absorbamos de calidad, es mejor estar 10 minutos en las primeras horas solares, sin ningún tipo de protección. Y en cuanto a hidratarnos la piel, pues a beber agua, zumos naturales fresquitos o caldos de cocer las verduras en casa, bien calientes con un chorrito de zumo de limón o fríos que para estos tiempos veraniegos que se avecinan apetecen más, aunque un caldito templado reconforta nuestros riñones en cualquier época del año; y a nuestros riñones les tenemos que tratar siempre con mucho, mucho cariño.
Disfrutemos de los beneficios del sol, en el país del sol.

Compartir es ganar

¡Si te parece interesante la información de esta web, comparte y entra en el sorteo que tenemos para amigos!