Nueces

Las nueces son frutos secos con forma de pequeños cerebros, de origen asiático y del sudeste de Europa.

Este fruto seco, es muy beneficioso en muchos aspectos por su valor nutricional, ya que es uno de los frutos más ricos en grasas saludables, aparte de serlo también en fibra, proteínas vegetales, ácido fólico, magnesio, calcio y vitaminas del grupo B; pero hay que tener en cuenta, que como cualquier fruto seco, aporta muchas calorías.

Lo ideal es consumirlas como alimento sustitutivo ante otros menos sanos, y también para sentir sensación de saciedad, ya que también reduce el apetito.

La mejor época para su consumo es el invierno ya que es cuando más vamos a beneficiarnos de sus propiedades.

Un estudio reciente revela que el consumo de nueces mejora la salud cardiovascular y por lo tanto los niveles de colesterol y la hipertensión. Pero su consumo debe ser moderado ya que en exceso pueden provocar cólicos renales por acumulación de cálculos de calcio.

Beneficios:

▪ Aportan mucha cantidad de omega 3 (ácido alfa-linoleico) grasa esencial para multitud de funciones en el organismo, y para la prevención de enfermedades como el Alzheimer, la depresión y la esclerosis múltiple.
▪ El consumo de nueces es beneficioso para reducir el colesterol malo (LDL) de la sangre, ya que los aceites que contienen, ayudan a aumentar la elasticidad arterial previniendo la formación de coágulos, mejorando la circulación y la hipertensión.
▪ Produce antiinflamatorios y antitrombóticos naturales (prostaglandinas) que ayudan a evitar la aparición de arterosclerosis.
▪ Contienen antioxidantes que ayudan a prevenir el deterioro cognitivo que producen los radicales libres.
▪ El cerebro está compuesto prácticamente por grasa, la cual permite mejorar las conexiones entre neuronas (neurotransmisores), y favorece también la formación de células nuevas, alimentándolo y ayudando a tratar también la pérdida de memoria.
▪ Ayudan al desarrollo físico y mental, mejorando la concentración y el rendimiento (no consumir antes de los 3 años).
▪ Si se busca ser papás, los ácidos grasos poliinsaturados de los frutos secos ayudan a que el esperma madure, aumente la producción de espermatozoides y se vuelvan más rápidos y fuertes.
▪ Por ser un alimento bajo en hidratos de carbono, se recomienda en personas con diabetes, así mejorará la salud cardiovascular, sin influir en los niveles de azúcar en sangre.
▪ En personas con problemas de osteoporosis, les ayudará a mantener los huesos en buen estado.
▪ Para mantener una piel sana sin problemas de sequedad o eccemas, gracias a la presencia del zinc junto con la vitamina B y los polifenoles que proporcionan las nueces y que también ayudan a mantener un cabello cuidado, beneficiando su crecimiento, evitando la seborrea y la calvicie.
▪ Mejoran la respuesta del organismo en situaciones de estrés. Ayudan a mantener la presión arterial baja.
▪ Previenen enfermedades en el colon, ya que actúan como un probiótico a nivel digestivo, mejorando la composición de la microbiota (flora intestinal).

Nunca deben comerse cuando estén verdes, ya que contienen cianuro.

Las nueces con cáscaras mantienen mejor todas sus propiedades ya que las grasas que contienen son muy sensibles a la oxidación.

El Equipo Adelgar