Los granizados son bebidas heladas que se sirven aun cristalizadas, mientras que el sorbete está a medio camino entre el granizado y el helado, se trata de un postre helado que no incluye yema de huevo ni grasas.
En cuanto a su valor nutritivo, los granizados y sorbetes están compuestos principalmente por agua, un 85-90% corresponde a ella. En su elaboración no se emplean materias grasas. Por lo tanto el contenido calórico no es excesivamente elevado, contiene alrededor de unas 70 calorías por cada 100 mililitros.
Los sorbetes contienen al menos un 15% de frutas, por lo que su contenido en vitaminas procedente de estas frutas es superior al resto de helados.
Una de las ventajas de estas bebidas es la ausencia de grasa y colesterol en su composición, con lo cual las personas con niveles elevados de colesterol pueden darse algún capricho de vez en cuando.
En cuanto a sus inconvenientes hay que destacar el exceso de azúcar en su contenido, con  lo cual su consumo debe ser moderado sobre todo en las personas diabéticas o con niveles elevados de triglicéridos en sangre.
Tanto los sorbetes como los granizados se pueden preparar en un momento y tomar a cualquier hora del día como postre, merienda…
Hay muchos tipos de sorbetes y granizados ya que se pueden elaborar con distintos tipos de frutas u otros ingredientes. El sabor más conocido es el limón, pero si se quiere dar un toque mas original los podemos encontrar de piña, fresa, naranja, manzana, kivi, café….
Una de las ventajas de prepararlos nosotros mismos es que podemos sustituir el azúcar por edulcorantes no calóricos como la sacarina. Así pueden ser aptas estas bebidas para personas con sobrepeso, diabéticos y personas con niveles altos de triglicéridos en sangre.
En cualquier caso tanto los sorbetes como los granizados son ideales para el verano ya que son apetecibles y muy refrescantes.

RECETA GRANIZADO DE LIMÓN CASERO:
Exprimís varios limones, le echáis azúcar al gusto o edulcorante y hielo picado. Se suele servir en vasos largos y estrechos con una rodajita de limón partida colgada en el borde y una pajita.