ensaladaLos alimentos cocinados han enriquecido nuestra dieta enormemente, pero algunas veces al ser cocinados, resta gran parte de su valor nutritivo y hemos olvidado que hay muchos alimentos que podemos comer crudos.
Las frutas y verduras crudas son un complemento ideal para una dieta sana y equilibrada.
Al no ser tratadas con calor, los alimentos conservan intacto su valor nutritivo, pero también todos los microorganismos patógenos que se han podido acumular en su manipulación, por lo tanto es muy importante lavar con abundante agua todos los alimentos que vayan a ser consumidos crudos, además de mantenerlos en lugares frescos y secos y lo más alejados de la luz. Tampoco podemos olvidar que debemos consumirlos inmediatamente después de su preparación para evitar la perdida de sus propiedades.
No todos los alimentos pueden ingerirse crudos. Los mas propensos son las verduras, hortalizas y frutas e incluso algunas de ellas tampoco se pueden consumir crudas. Pero es cierto que muchos alimentos al ser cocinados sufren modificaciones importantes, por ejemplo, muchas vitaminas y minerales son sensibles al calor, por lo tanto se pierden cuando son cocinados. Otros como las proteínas y las grasas se transforman por la acción del calor llegando a convertirse en elementos nocivos para la salud.
También están las enzimas que se encargan por ejemplo de deshacer la comida en el estómago, crear tejidos nuevos o generar más enzimas y se encuentran en los alimentos que consumimos del mismo modo que en nuestro propio cuerpo. Al cocinar los alimentos que tomamos, estas enzimas desaparecen con lo cual nuestro organismo está obligado a producir más. Este trabajo seria innecesario si aportamos diariamente a nuestra dieta algún alimento crudo.
Nutrientes que nos aportan alimentos crudos:
– Las hortalizas y frutas frescas, vitaminas A, C y ácido fólico. Minerales como el hierro y el magnesio. Incluso en el caso de las frutas, fibra y energía contenida en sus azúcares.
– Los frutos secos son ricos en proteínas y grasas no saturadas como el ácido linoleico. También aportan vitamina E, hierro, calcio, magnesio, ácido fólico y fibra.
– El aceite de oliva crudo nos aporta mucha mas cantidad de ácido oleico y vitamina E que utilizado para freír.
También es beneficioso el consumo de estos alimentos crudos para muchas enfermedades como:

  • La hipertensión.
  • La obesidad (incluidos de forma controlada en dietas hipocalóricas)
  • La diabetes.
  • El colesterol.
  • El estreñimiento.

Ahora que llega el calor nuestro cuerpo nos pide comidas mas fresquitas, con lo cual es una buena época para introducir en nuestra dieta frutas y ensaladas que nos ayudaran a obtener todos los beneficios que nos aportan los alimentos crudos.