Chat with us, powered by LiveChat
adelgazar, adelgazar en madrid, perder peso, rebajar peso, eliminar grasa, clínica adelgazar , clinica adelgazar en madrid, sobrepeso, obesidad, adelgar, adelgar madrid, clínica adelgar, método adelgar, metodo adelgar, clínica adelgazamiento en madrid, bajar kilos, dieta en madrid, dietista en madrid, nutricionista en madrid, endocrino

En el mundo de la dietética uno de los temas que más interesan y debate generan son los falsos mitos alimentarios relacionados con adelgazar.

Los dietistas y nutricionistas nos tenemos que enfrentar frecuentemente a este tema, con la dificultad añadida de argumentar y fundamentar científicamente lo que refutamos.

Y es que la “mitología de la alimentación” aparte de estar muy arraigada en nuestra cultura, se expande  muy rápido.

¿Engorda o no engorda? Desmontando mitos

Con el objetivo de no perjudicar nuestros hábitos alimenticios y mantener un estilo de vida saludable, vamos a desmentir 9  mitos alimenticios relacionados con el aumento o la reducción de peso.

¿Estás preparad@? Vamos allá.

La fruta de postre engorda

La fruta tiene siempre las mismas calorías. Da igual si la tomas antes o después de comer. Su alto contenido en agua y fibra puede tener un efecto saciante. Todas las sociedades científicas relacionadas con la alimentación coinciden en recomendar su ingesta para potenciar un buen estado de salud. Por tanto da igual en qué momento la tomes, la fruta, siempre que no sea en exceso es un buen alimento en tu dieta para adelgazar.

Los productos Light y/o integrales adelgazan

Los productos light de media tienen un 30% menos de calorías que uno convencional, por lo que muchos de ellos, pese a ser “ligeros” siguen teniendo un alto contenido calórico.

Respecto a los alimentos integrales, no tienen que tener necesariamente menos calorías, simplemente tienen un mayor contenido en fibra.

La margarina engorda menos que la mantequilla

A la hora de adelgazar, estos dos productos deben desaparecer de tu dieta.

Los dos alimentos tienen un alto contenido de grasas, por lo que es mejor evitarlo si estás intentando perder peso o moderarlo si quieres mantenerte en un peso saludable.

Aunque se piensa que la margarina es menos energética, la realidad es que tienen aproximadamente las mismas calorías.

La principal diferencia es que la margarina es de origen vegetal y  es alta en grasas monoinsaturadas, sin aportar colesterol. Por  el contrario, la mantequilla es de origen animal y contiene vitaminas A, D y E y tiene minerales como el calcio o el fósforo. Como contra, la mantequilla a diferencia de la margarina si puede aportar colesterol.

Los hidratos de carbono engordan

Los hidratos de carbono son fundamentales en nuestra alimentación, incluso en las dietas de adelgazamiento,  y deben aportar al menos el 50 % de las calorías totales.

Lo que sí es cierto es que hay que controlar la cantidad, como el resto de alimentos, y no excederse. De hecho, si se eliminan puede ocurrir un efecto contraproducente y es que aparezca el conocido “hambre de dulce”.

El zumo de pomelo quema las grasas

Las frutas son alimentos bajos en grasa, sin embargo, tienen un alto aporte calórico.

¡Que no te engañen! Ningún alimento tiene un milagroso efecto quema-grasas. Lo que sí es cierto es que hay algunos alimentos como el pomelo, que favorecen que la vesícula funcione mejor y elimine las grasas más fácilmente, ya que es muy diurético.

Además, tiene grandes propiedades antioxidantes.

El pan engorda

Hay alimentos mucho más calóricos que el pan.

Este siempre ha ocupado un sitio fundamental en la alimentación de casi todas las culturas.

Aunque estés haciendo dieta para adelgazar, no hace falta prescindir del pan, pero sí debes tomarlo en una cantidad adecuada. Y muy importante, debes evitar untar en salsas, que suelen ser las que tienen una alto contenido calórico.

Si nos informamos adecuadamente y nos organizamos ¡mantener una dieta equilibrada es pan comido!

El chicle adelgaza

El chicle no adelgaza, ni quita el hambre, ni reduce el volumen corporal. Todo lo contrario. Masticar chicle provoca un efecto rebote de aumento de apetito al estimular las terminaciones nerviosas que se encuentran en nuestra cavidad bucal y nos produce gases.

En ningún caso forma parte de una alimentación sana y equilibrada, y mucho menos como un método o truco para adelgazar.

El alcohol quema las grasas

Todo lo contrario, el alcohol tiene muchas calorías y lo peor de todo es que son calorías vacías, es decir, no aportan nada desde el punto de vista nutricional a nuestro organismo.

Exactamente el alcohol contiene 7 calorías por gramo, mucho más que los carbohidratos o las proteínas. Es decir, es un enemigo directo del adelgazamiento.

El agua engorda

El agua no contiene proteínas, grasas, ni hidratos de carbono, por lo que no aporta calorías a la dieta.

Es decir, es totalmente falso que el agua engorda, como también lo es decir que engorda si la bebes antes, durante o después de las comidas. Además es fundamental para el organismo ya que facilita la digestión y la diuresis y nos hidrata.

En general debemos recordar como siempre que ningún alimento tiene la propiedad de engordar o adelgazar, son el conjunto de nuestra alimentación y nuestra actividad física los principales encargados de aumentar o disminuir nuestro peso.

En Adelgar somos expertos en adelgazamiento desde 1994.

Contacta con nosotros si quieres perder peso o ampliar información para tener una dieta saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *