Account
Carrito

No hay productos en el carrito.

Adelgazar en Adelgar Alimentación Belleza corporal Belleza y masajes en Adelgar Consejos Expertos en Adelgazamiento y Medicina Estética Medicina Estética en Adelgar Mindfullness Promociones de Adelgar Terapias en Adelgar Tratamientos Vida sana con Adelgar Vida Sana y Saludable

Higiene facial: tu aliado para estas navidades

Limpiar nuestra piel de forma diaria puede no ser suficiente para eliminar todo tipo de impurezas. La contaminación, la grasa que generamos de forma natural, el maquillaje y el hecho de llevarnos las manos a la cara después de haber tocado superficies que no están lo suficientemente limpias, hacen que nuestra piel necesite una limpieza más profunda cada cierto tiempo. Estas limpiezas más exhaustivas consiguen eliminar la obstrucción que se genera en los poros y permiten que la piel respire de nuevo.

Pero, ¿es suficiente hacer una limpieza facial para acabar con toda la suciedad del rostro? Lo cierto es que no. Lo ideal es realizar un tratamiento de higiene facial y terapia fotodinámica. Con este tratamiento conseguirás purificar tu piel para que esté equilibrada y oxigenada. Notarás tu piel limpia, fresca y muy sana en todo momento.

¿En qué consiste la higiene facial?

Al hablar de higiene facial nos referimos a un tratamiento en profundidad que conseguirá retirar toda la suciedad acumulada del rostro. Para llevarla a cabo se realizan los siguientes pasos:

  • 1.

    Se realiza una primera limpieza para retirar toda la suciedad más superficial.

  • 2.

    Acto seguido de procede a realizar una exfoliación que conseguirá eliminar las impurezas que se encuentran en una capa más profunda de la dermis.

  • 3.

    Seguidamente se usará el vapor de ozono para poder abrir los poros y retirar todos los puntos negros sin necesidad de dañar la piel.

  • 4.

    Una vez retirados todos los puntos negros, se procederá al cierre de los poros de forma muy cuidadosa para poder descongestionar la piel y bajar la inflamación que se ha producido con el tratamiento de terapia fotodinámica.

  • 5.

    El último paso será el de aplicar una mascarilla hidratante y una crema para tu tipo de piel que conseguirá nutrir y terminar de calmar tu piel después del tratamiento.

Con esta higiene facial profunda conseguirás tener una piel muy suave y delicada, libre de impurezas y de todo tipo de suciedad. Es por eso por lo que se recomienda la realización de una limpieza facial, como mínimo, al año, aunque siempre es mejor acudir una vez en cada estación del año para eliminar todos los residuos que se han ido asentando en la piel día tras día.

¿Para qué tipo de piel está indicada la limpieza facial?

La limpieza facial es necesaria en todos los tipos de piel. No importa si tienes la piel grasa, mixta, sensible o seca. La suciedad penetra igualmente en todas las pieles, por lo que la higiene facial es imprescindible en todos los casos. Además, el técnico esteticista adaptará el tratamiento a tu tipo de piel, por lo que no tendrás que preocuparte por si resulta un proceso muy agresivo.

Beneficios visibles del tratamiento de limpieza

Las técnicas que se aplican y los productos que se usan en la higiene facial te aportarán los siguientes beneficios:

Células muertas

Te ayudará a eliminar las células muertas.

Poros

Corregirá la dilatación excesiva de los poros.

Piel

Aportará luminosidad y vitalidad a tu piel.

PH piel

Ayudará a equilibrar el pH de la piel, algo muy importante.

Si aún no tienes cita para someterte a una limpieza facial antes de las fiestas, no te lo pienses más y ayuda a tu piel a estar radiante.

recepcionista-75x75

Información y asesoramiento

Adelgar

Online

Nombre(Obligatorio)
Protección de Datos(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

To top
Clínica Adelgar
Clínica Adelgar a Distancia
¿No vives en Madrid?
close slider

Adelgar
a Distancia

Reserva tu cita gratuita en Adelgar a distancia | Adelgar tu clínica de adelgazamiento en Madrid

¿Te gustaría tener tu Nutricionista 100% online?

Estás en el sitio correcto.

O si lo prefieres