Si el desconfinamiento ha llegado con unos cuantos kilos de más, debes plantarles cara y comenzar a perder peso. Descubre por qué es más importante que nunca adelgazar.