Chat with us, powered by LiveChat
¿Sabías que existen diferentes tipos de sobrepeso? Conocerlos puede ayudarte a valorar tu problema con el exceso de grasa y a plantarle cara con la solución adecuada.

¿Qué tipos de sobrepeso y obesidad existen?

¿Existen diferentes tipos de sobrepeso? La respuesta es sí, y cada uno de ellos puede implicar diferentes consecuencias en la salud. Si sientes que el exceso de kilos es un problema para ti, es importante que conozcas la clasificación de la obesidad para valorar tu situación y tomar una decisión al respecto.

¿En qué se diferencian el sobrepeso y la obesidad?

Con frecuencia vemos que los términos sobrepeso y obesidad se utilizan como si fueran sinónimos. Sin embargo, no estamos ante dos palabras equivalentes. Su principal diferencia radica en una cuestión de grado respecto a la cantidad de grasa corporal.

Los profesionales de la salud utilizan un cálculo sencillo denominado IMC o Índice de Masa Corporal. Seguro que habrás leído u oído hablar de él en alguna ocasión. Este cálculo se utiliza para estimar el nivel de grasa corporal en base a la altura y al peso del paciente. Cuanto mayor sea el IMC, mayores riesgos existen de desarrollar problemas de salud relacionados con la obesidad y el exceso de peso.

Pero, ¿por qué es importante conocer este índice? El IMC es una cifra relevante dentro de la evaluación clínica del paciente dado que a medida que aumenta, los riesgos de sufrir enfermedades asociadas al exceso de grasa corporal (diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, apnea del sueño, dolencias respiratorias o cáncer, entre otras) se incrementan.

De acuerdo a los últimos estudios sobre la obesidad y el sobrepeso, más del 50 % de la población española está por encima de su peso. De hecho, se estima que para 2030, 8 de cada 10 españoles y 5 de cada 10 españolas en edad adulta (a partir de 16 años) sufrirán sobrepeso u obesidad. Así lo anunció un alarmante estudio elaborado por el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas y publicado en la Revista Española de Cardiología en 2019.

La sociedad todavía se muestra demasiado impasible ante las duras consecuencias que el exceso de grasa corporal puede suponer para su organismo. Es cierto que a corto plazo los efectos del exceso de peso pueden ser banales y, por ello, muchos lo consideran un mero problema de estética que se puede atajar con una simple dieta.

Sin embargo, lo que puede ser considerado un problema eventual puede convertirse en una grave enfermedad si no se trata a tiempo. ¿Cuándo deberías comenzar a preocuparte? Veámoslo analizando la clasificación de la obesidad.

¿Qué tipos de sobrepeso y obesidad existen?

El sobrepeso y la obesidad se clasifican de forma diferente de acuerdo al criterio que se utilice para su diagnóstico. Una de las pautas que se utilizan para evaluar es el basado en el propio Índice de Masa Corporal.

A continuación, te indicamos la ecuación para obtener este índice. No obstante, si consideras que tu peso no es el adecuado y deseas iniciar un tratamiento de adelgazamiento a tu medida, te recomendamos ponerte en manos de los profesionales médicos adecuados. Ellos calcularán tu IMC de forma correcta y te indicarán cómo alcanzar tu peso ideal.

IMC = peso (kg) / estatura2 (m2)

Tipos de obesidad en función del IMC

Siguiendo los criterios marcados por la Organización Mundial de la Salud, los tipos de obesidad se clasifican de la siguiente manera:

Normopeso

Se considera cuando el IMC se sitúa entre 18,5 y 24,9 kg/m2. En este caso, se considera que una persona está en su peso normal.

Sobrepeso grado I

Cuando el IMC oscila entre 25 y 26,9 kg/m2.

Sobrepeso grado II

El IMC se sitúa entre 27 y 29,9 kg/m2. De acuerdo a la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, el sobrepeso grado II es considerado como preobesidad.

Obesidad grado 1

Cuando el IMC está entre 30 y 34,9 kg/m2. A partir de esta cifra se diagnostica un estadio muy grave de la enfermedad.

Obesidad grado 2

El IMC oscila entre 35 y 39,9 kg/m2.

Obesidad grado 3

Cuando el IMC se sitúa entre 40 y 49,9 kg/m2. Se considera un nivel extremo en el que la salud del paciente está en grave peligro. Este tipo de obesidad se denomina obesidad mórbida.

Obesidad grado 4 u obesidad extrema

El IMC se sitúa por encima de 50 kg/m2.

Tipos de sobrepeso y obesidad en función de la distribución de la grasa

También es posible catalogar los tipos de obesidad en función de la distribución de la grasa corporal. Siguiendo estos criterios encontramos tres rangos en la clasificación de la obesidad:

  • Obesidad homogénea

    Implica que la grasa se reparte de forma proporcional a lo largo de todo el cuerpo sin preponderancia en un área concreta.

  • Obesidad tipo ginoide o femoroglútea (forma de pera)

    La grasa se acumula en la mitad inferior del cuerpo, es decir, en glúteos, muslos y caderas. Se trata de un tipo de obesidad bastante usual en mujeres y se vincula con problemas de insuficiencia venosa crónica (varices) o patologías reumáticas (artrosis).

  • Obesidad tipo androide o abdominovisceral (forma de manzana)

    El tejido adiposo predomina en la fracción superior del cuerpo como hombros, cuello, cara, tórax y abdomen. Es un tipo de obesidad que se manifiesta de forma más acusada en hombres. Se relaciona con problemas cardiovasculares y diabetes.

Si quieres conocer qué tipo de sobrepeso u obesidad padeces y cómo afrontar el exceso de kilos en tu cuerpo, contacta con nosotros. En Adelgar contamos con un equipo de nutricionistas y dietistas que trabajan para devolverte la confianza y la salud que el exceso de grasa te ha robado.

. Estudiaremos tu caso gracias a nuestro innovador análisis por bioimpedancia que nos permitirá conocer la composición exacta de tu cuerpo para trazar un plan nutricional adaptado a ti.

No esperes más y llámanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *