La composición corporal: Una medición adecuada

A la hora de realizar un estudio nutricional debemos tener en cuenta la composición corporal de cada persona. De este modo, podremos hacer una valoración y seguimiento más precisos y eficaces.

Nuestro cuerpo está constituido por diferentes sustancias (agua, grasa, hueso, músculo, etc.). La composición es variable, cambia según las personas y depende de factores como la edad, el sexo, el ejercicio físico que se realice, la alimentación, etc.

Basarnos solamente en el IMC (índice de masa corporal) de la persona no es suficiente, ya que de esta forma solo relacionamos la altura con el peso, pero dentro de ese peso no sabemos qué cantidad tenemos de grasa, de músculo, hueso, etc. Es un método en desuso y poco preciso.

La composición corporal es individual y además varía a lo largo de la vida, por tanto debemos realizar un estudio de ella. En Adelgar realizamos este estudio de dos formas, una por bioimpedancia y otra con un plicómetro y una cinta métrica. De este modo, conoceremos los porcentajes de grasa, magro y agua así como el metabolismo basal de la persona y sus márgenes de peso para conseguir adelgazar fácilmente.

Es importante que la interpretación de los resultados sea adecuada por parte de los profesionales en esta área, que son los dietistas-nutricionistas. Personal capacitado y reconocido para ejercer la función sanitaria de pautar dietas y conducir la nutrición de una persona.

El organismo transforma los hidratos de carbono, las proteínas, las grasas, las vitaminas, los minerales de manera que los hace utilizables por el cuerpo humano.  Si hemos hecho una correcta medición de las condiciones de cada persona, podremos ofrecer la dieta más adecuada a tus necesidades nutricionales.

No todas tenemos la misma composición corporal, por lo que no todas debemos hacer la misma dieta

 

Noemí Rodríguez Palacios
Dietista de Adelgar
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética