Chat with us, powered by LiveChat

Desde el descubrimiento del fuego, hace 1,8 millones de años, los beneficios de cocinar los alimentos de nuestra dieta, especialmente carnes y pescados, son innumerables.

El primero de ellos es convertirlos en alimentos más digeribles y también en muchos casos se vuelven más apetitosos, pero principalmente uso del calor tiene como objetivo destruir los agentes biológicos presentes en estos alimentos, como bacterias, virus y parásitos con la finalidad de obtener productos más sanos y duraderos.

Sin embargo en el caso de las verduras no siempre es lo más recomendable si hablamos de sus propiedades  organolépticas y nutritivas, además de que pueden cambiar las texturas, perdiendo sus propiedades crujientes, frescas y jugosas. Las frutas y verduras crudas son un complemento ideal para una dieta sana y equilibrada, y es necesario recordar que existen muchos alimentos que podemos comer crudos.

Frutas y verduras juegan un papel imprescindible en nuestra dieta, ya que intervienen en procesos celulares y regulan el funcionamiento del aparato digestivo. Contienen vitaminas, minerales, fibra, aceites y fitonutrientes esenciales. Es más, en dietas de adelgazamiento y eliminación de sobrepeso, son fundamentales.

Un alimento, según las condiciones de conservación y cocinado, puede perder desde el 40% de vitamina A, hasta el 80% de vitamina B1 y prácticamente toda la vitamina C.

  • Verduras cocidas: 55% de vitamina C, 60% de vitaminas B, 95% de vitamina A.
  • Verduras hervidas: 60% de vitamina C, 65% de vitaminas B, 95% de vitamina A.
  • Verduras salteadas: 85% de vitamina C, 85% de vitaminas B, 90% de vitamina A.
  • Frutas al horno: 80% de vitamina C, 60% de vitaminas B y 85% de vitamina A.
  • Frutas en compota: 70% de vitamina C, 50% vitaminas B y 75% de vitamina A.

También los minerales pueden verse modificados o disminuidos al ser sometidos a altas temperaturas, entre los que se encuentran principalmente el potasio, el magnesio, el sodio y el calcio.

¿Qué vegetales son mejores si se consumen crudos y cómo prepararlos?

Como hemos visto, la mayoría de los vegetales pierden muchos de sus nutrientes esenciales al cocinarlos. Será beneficioso incluir en nuestra dieta estos alimentos crudos para evitar muchas enfermedades como la hipertensión, la obesidad, la diabetes el colesterol y el estreñimiento. En nuestra clínica para adelgazar en Madrid vemos a diario en personas de distintos perfiles los beneficios inmediatos de empezar a consumir vegetales crudos.

Los mejores vegetales para consumir sin cocinar son muchos y variados: Ajo, Bayas, Berro, Brócoli, Cebolla, Coco, Col, Col de Bruselas, Col rizada, Coliflor, Pimientos rojos, Remolacha, Zanahoria. Ideales también para enriquecer cualquier plato cuando se quiere perder peso o se está tratando un caso de obesidad.

Echa un ojo a nuestro post sobre frutas y verduras de temporada.

Las ensaladas son la mejor de las opciones. Podemos preparar gran variedad de verduras y hortalizas de muchas maneras resultando platos exquisitos. En este enlace puedes descubrir cómo.

Una original manera de incluir vegetales crudos en nuestra dieta es con los clásicos batidos o los populares smoothies. Un sin fin de deliciosas recetas te esperan, sólo recuerda lavarlos bien y hacerte con una buena batidora o licuadora. Práctico, sencillo, refrescante y aliado perfecto para perder peso y sentirse bien.

Muy de moda e ideal para quedar fenomenal con tus visitas es preparar verduras como crudités, plato tradicional de la gastronomía francesa, compuestos de hortalizas crudas y acompañados de una salsa que puede ser a base de queso, yogur, tomate… Rápido de preparar, muy elegante y, de nuevo, sano y enemigo del sobrepeso.

Hay algunos vegetales que crudos no son muy apetitosos, pero hay otras opciones, como hervirlos unos segundos para que queden al dente, como el brócoli y todos los tipos de col. De esta manera no sólo mantendremos sus propiedades, si no que conseguiremos deliciosas texturas crujientes y jugosas. Otra idea para mantener casi todos sus nutrientes es saltearlos un poco en la sartén, ya que los aceites pueden llegar a incrementar y favorecer la absorción de algunas vitaminas.

Otro método para cocinar que resulta ser muy fácil y sencillo es el uso del microondas, que sorprendentemente ayuda a preservar los nutrientes de la comida gracias a los reducidos tiempos de cocción utilizados, como a la mínima exposición al calor.

En Adelgar llevamos más de 25 años tratando el sobrepeso, la obesidad o, simplemente, ayudando a las personas a quitarse esos kilos de más que vamos acumulando con el paso del tiempo. Nuestra primera cita informativa es completamente gratuita, si quieres que valoremos tu estado, pide cita llamando al 91 577 44 77. ¡Estaremos encantados de conocerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *