Chat with us, powered by LiveChat

Cuidados básicos para tu piel durante todo el año.

Nuestra piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, y por tanto es lógico pensar que también es uno de los principales indicadores de salud y/o juventud de una persona. Para cuidarla no sólo tenemos que pensar en nuestra edad o periodo de nuestra vida, sino también en la época del año en la que nos encontremos. 

Sin embargo, existen también algunos cuidados que deberás llevar siempre, independientemente de que no te guste demasiado cuidarte, o de la época del año en la que te encuentres.

  • Una alimentación adecuada: El exceso de grasas, carnes rojas o en definitiva una mala alimentación provocan que tu piel se empobrezca. Es muy importante que tomes los alimentos adecuados, porque tu piel es el principal indicador de tu salud.
  • Beber agua: No hace falta obsesionarse, también es desaconsejable beber más agua de la cuenta, pero es importante que no tengas nunca sed y que vigiles estar tomando las cantidades de agua que tu cuerpo necesita. Tu piel no sólo tiene que hidratarse por fuera con cremas, sino por dentro.
  • Una buena limpieza: Es aconsejable que te realices una higiene facial de vez en cuando; pero si no entra dentro de tus posibilidades por tiempo o por recursos, al menos procura lavarte bien la cara por la mañana y por la noche con un jabón adecuado, de forma que elimines todas las impurezas acumuladas durante el día.
  • Siempre hidratada: Independientemente de que no seas muy de cremas, al menos intenta encontrar una buena crema hidrantante acondicionada para tu piel y procura aplicarla al menos una vez al día. Notarás como tu piel te lo agradece y, si no es así.. ¡Pues tendrás que cambiar de crema!

Tu piel en primavera

  • Los cuidados extra en primavera tienen que ver en gran medida con los alérgenos que solemos encontrar en el ambiente, que en ocasiones irritan la piel. Es importante que valores un tratamiento extra si estas condiciones enrojecen o irritan la piel.
  • Además, comienza a ser necesario que protejas tu piel del sol ya que comenzamos a pasar más tiempo fuera de casa. Utiliza una crema que no sea demasiado grasa ni que tampoco contribuya a resecar tu piel. 
  • Sería interesante que aumentaras tu consumo de frutas y verduras con alto contenido en carotenos, que suelen ser todos los de color anaranjado (la zanahoria es la que más tiene), rojo o verde. Estos compuestos te ayudarán a mejorar tu sistema inmune y a aportar a tu piel un color más dorado.

Tu piel en verano

  • El protagonista del verano es el sol y es por eso fundamental que te protejas de él, sobre todo cuando vas a pasar periodos prolongados expuesto a sus rayos. Intenta aplicar tu protector solar al menos 15 minutos antes de exponerte al sol, y repite su aplicado cada dos horas especialmente si vas a estar en el exterior. No sólo has de hacerlo para protegerte de las quemaduras sino de aspectos tan serios como el cáncer de piel.
  • Como además solemos ir más descubiertos, es aconsejable que te centres más que en otros periodos del año en proteger la piel de todo el cuerpo, prestando atención a brazos, piernas.. etc. Mantenlos hidratados y bien protegidos del sol para lucir una piel increíble.
  • Dentro de lo posible, evita el sol en las horas más fuertes del día. Normalmente entre las 11 y las 15 de la mañana es cuando el sol está más alto y nos puede perjudicar más. Si puedes hacerlo, aprovecha la sombra en éstos horarios y no te expongas al sol.
  • Potencia la exfoliación. En verano solemos tener más restos de piel muerta e impurezas, así que no está de más que te exfolies la piel bien de vez en cuando.

Tu piel en otoño

  • Tras los excesos del verano y la agresividad de la climatología, el otoño es una época más benévola para la piel, pero has de trabajar en volver a hidratar y reparar todos los daños del sol y exfoliar bien la piel de restos muertos.
  • Favorece los alimentos ricos en vitamina C, como las naranjas, los pomelos, los pimientos… que aportarán luminosidad a tu piel y además te prepararán ante los comienzos de la temporada del frío.
  • El deporte es un perfecto desintoxicante para la piel, y en otoño comienza a apetecer más que nunca, porque hace mucho más fresquito y comienza el curso escolar, etc. Así que aprovecha, cálzate tus zapatillas deportivas y ayuda a tu piel a eliminar toxinas a través del sudor.

Tu piel en invierno.

  • Como ya hemos visto en este post específico para tu piel en invierno  el sol también perjudica en todos los periodos del año, así que no olvides proteger tu piel ante el gran astro por el hecho de estar en la época del frío.
  • Los fuertes cambios de temperatura del interior al exterior harán sufrir a tu piel, así que tendrás que potenciar su hidratación y quizá es el momento de hacer algún tratamiento de choque.
  • No olvides alimentarte bien, y seguir haciendo ejercicio no sólo para mantener tu peso sino para eliminar toxinas a través del sudor.