Sobre la gimnasia pasiva

Efectivamente, la gimnasia pasiva sí es una técnica que ayuda a bajar de peso y a tonificar y desarrollar la masa muscular aumentando el gasto calórico y el metabolismo basal.

Lo que se busca principalmente mediante la gimnasia pasiva, es reducir los depósitos de grasa. No obstante, son muchas sus cualidades, dado que también tonifica los músculos, reduce la flacidez y mejora la circulación sanguínea y linfática gracias a las contracciones producidas, lo que va a ayudar a mejorar y reducir la celulitis.

Como te imaginarás, por si sola no adelgaza. Es necesario cuidar la alimentación y llevar una dieta equilibrada para alcanzar los objetivos de adelgazamiento que nos propongamos.

No obstante, en nuestra clínica podemos aconsejaros y prepararos un plan para bajar peso, hecho a medida y con infinidad de técnicas y consejos.

Rentabiliza tu tiempo con esta técnica de adelgazamiento

Además, el hecho de realizar ejercicio físico de forma pasiva nos permite rentabilizar el trabajo muscular. Y es que la contracción y relajación que se produce de forma continuada en la musculatura es similar a la que se produce en cualquier ejercicio gimnástico y deportivo pero sin producir esfuerzo ni cansancio a nivel respiratorio o cardiaco, con lo cual el periodo de realización de dicho ejercicio puede ser más prolongado.

Desde Adelgar os recomendamos dos sesiones semanales de media hora y un control del peso en cada sesión para ir valorando la evolución. Y por qué no decirlo motivarnos y sentirnos orgullosos del resultado.

Por supuesto, no todos los aparatos de gimnasia pasiva son iguales, depende del tipo de onda, duración, amplitud y frecuencia. Hay varios tipos de intensidad a los que se puede colocar la máquina, y esto dependerá de cada persona y del objetivo que se persiga, Pero nosotros te ayudamos a conseguirlo ¡Por eso somos expertos en medicina estética y adelgazamiento.