La belleza es un concepto abstracto, está ligada a numerosos aspectos de la existencia humana y ha ido cambiando a lo largo de los siglos. Se basa en una combinación de factores internos, como la integridad, la simpatía, el encanto; y externos, como el atractivo físico, la salud corporal, la simetría….

Por tanto, belleza y salud son dos conceptos que no tienen que ir separados. Porque si para nuestro ojo, el ojo del observador, nos sentimos bien y nos aceptamos, nuestra salud se verá recompensada.

Muchas veces pensamos que aquellas personas que cuidan su estética personal, son personas obsesionadas con la belleza o con su cuerpo, pero el sentirse bien con uno mismo es importante para mantener un buen estado anímico y de salud.

Es cierto que no es bueno obsesionarse con nada pero hay que saber dónde está el límite. Por ejemplo las personas que padecen trastornos del comportamiento alimentario quieren verse “bien”, delgadas; pero en estos casos son personas que sufren una distorsión de la realidad, padecen una enfermedad. Están delgadas pero siguen viéndose gordas. Esto es una cosa, y querer cuidar el aspecto físico de una manera saludable otra.

Es importante cuidarnos pero de una forma sana. Muchas veces nos ponemos a perder perder peso para vernos mejor pero queremos perderlo muy rápidamente a costa de nuestra salud realizando dietas sin control o las llamadas dietas “milagro”; es preferible realizar una dieta o un tratamiento para la pérdida de peso con un control y de manera saludable.

Para perder el peso y el volumen y no recuperarlo se deben reeducar los hábitos de la persona y es algo que lleva su tiempo.

Es bueno preocuparse por tener un cuerpo sano y en forma, una piel luminosa y cuidada ya que nos hace estar bien y sentirnos, en muchos casos, más seguros de nosotros mismos.

La salud es el conjunto de nuestro estado físico, psíquico y emocional y que está íntimamente relacionado con nuestro aspecto exterior y con cómo nos valoramos. Hay que tener en cuanta que nuestro aspecto físico es nuestra primera tarjeta de presentación y que la naturalidad es algo que lleva detrás un arduo trabajo.

Cuando nuestro aspecto exterior es el que nosotros queremos, no el que nos imponen las modas o tendencias, también nos hará sentirnos más firmes y seguros ante situaciones cotidianas que nos generan estrés y ansiedad.

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas, si ya estás suscrito a nuestra newsletter, para reconocer el estado de tu sesión si la tuvieses y para servir más rápidos los contenidos.

JSESSIONID, _cfuid, wpSGCachePypass, mailerlite, gdpr, gawp
mailerlite, _cfuid

Advertising

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros con servicios, también garantes de tu privacidad, que analizan tus usos de navegación para que podamos mejorar los contenidos, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales y el formulario de comentarios.

_ga

Other