Chat with us, powered by LiveChat
Entre los 30 y los 40 años la tarea de perder peso se complica. ¿Quieres saber por qué? Descúbrelo en este post junto a tres tips para adelgazar a partir de los 30.
  • Cumplir 30 años

    Cumplir 30 años es todo un hito en nuestra vida ¿verdad? Con esta edad sentimos mayor seguridad, sabemos lo que queremos y no nos andamos con tonterías. Sin duda, los treinta tienen muchísimas cosas buenas pero también marcan una línea roja en cuanto a los problemas relacionados con el sobrepeso y la obesidad.

  • Perder peso entre los 30 y los 40 años

    Perder peso entre los 30 y los 40 años ya no resulta tan sencillo como antes. Con la veintena la pérdida de peso era un proceso mucho más rápido y fácil de asumir. En cambio, los 30 suponen la entrada en una nueva fase para nuestro cuerpo en la que el metabolismo se ralentiza y, además, nuestros hábitos cambian hacia una vida más sedentaria. ¿Quieres saber cómo afecta la edad a la acumulación de kilos entre los 30 y los 40 años? Descúbrelo en este post.

¿Por qué cuesta más perder peso a partir de los 30 años?

¿Sientes que adelgazar a partir de los 30 años es más difícil que antes? Quizá si has intentado someterte a un tratamiento de pérdida de peso por tu cuenta lo hayas comprobado en tus propias carnes. Y no es fruto de tu imaginación, en realidad deshacerse de esos kilos de más se complica conforme cumplimos años. Es un hecho atestiguado por numerosos estudios científicos.

Y sí, es cierto que nuestros hábitos de vida influyen de forma decisiva en el aumento de peso. Sin embargo, en el trasfondo de este proceso también se encuentra un origen hormonal. Tanto hombres como mujeres experimentan cambios en los niveles de hormonas a partir de los 30 años. Es una dinámica normal fruto del envejecimiento natural del cuerpo que repercute en un incremento de la grasa y, por lo tanto, del peso.

¿Los hombres?

Los hombres sufren una disminución en los niveles de DHEA (deshidroepiandrosterona) y de testosterona, las hormonas que hasta ese momento se habían encargado de mantener la masa muscular a tono. Con la falta de músculo, se queman menos calorías y los niveles de grasa crecen. Esto conduce a un aumento de peso. Los datos que se manejan al respecto arrojan una tasa de reducción de la testosterona en torno a un 1 % cada año después de cumplir los 30

¿Las mujeres?

Por su parte, las mujeres mantienen un equilibrio entre las hormonas de estrógenos y progesterona hasta los 35 años. A partir de entonces, ambos niveles disminuyen provocando un metabolismo más lento y un aumento de grasa.

Más allá de la causa hormonal se encuentran las responsabilidades que asumimos a partir de esa década. Las cargas laborales y familiares nos impiden dedicar tiempo a actividades como el deporte. Asimismo, todas estas obligaciones aportan más estrés a nuestra vida. Todo esto repercute directamente en un incremento de la grasa corporal.

¿Qué puedes hacer para cuidar tu peso y adelgazar entre los 30 y los 40?

Cuando tu metabolismo comienza a ralentizarse, tomar decisiones sanas que te ayuden a cuidar tu figura y tu salud es más importante que nunca. A continuación, te damos unos consejos para evitar aumentar de peso a partir de los 30 años:

  • Basa tu dieta en el consumo de alimentos sanos y saludables.

    Prioriza el consumo de frutas, verduras, proteínas y alimentos integrales. Mantente lejos de la comida rápida, los alimentos procesados o las bebidas azucaradas. Si no sabes cómo alimentarte de forma correcta, una gran opción es recurrir a los servicios profesionales de dietistas o nutricionistas como los que encontrarás en Adelgar, la clínica para adelgazar líder en Madrid.

    .

  • La botella de agua siempre a mano.

    Mantener la hidratación del cuerpo a niveles óptimos contribuye a acelerar el metabolismo y a descomponer las grasas que provocan la acumulación de kilos.

  • Tómate tu tiempo.

    Sabemos que no es sencillo, pero es vital que encuentres un tiempo para ti. Dedica esos minutos a relajarte y a desconectar para mantener los niveles de estrés a raya. Puedes dedicar estos descansos a practicar deportes al aire libre como por ejemplo caminar o hacer running. Mantendrás tu masa muscular y quemarás calorías.

Si tienes claro que necesitas comenzar un tratamiento de adelgazamiento de la mano de un cuerpo médico experimentado no lo dudes más.

Piensa que, si perder peso después de los 30 es complicado, tras superar la barrera de los 40 la tarea de adelgazar se pone más espinosa todavía. Contacta con nosotros y te propondremos el plan personalizado que te ofrezca mejores resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *