Aunque no todo el mundo lo sabe, una persona suele perder entre 20 y 200 cabellos al día del total de 100,000 cabellos que solemos tener de media. Lo que ocurre es que, en ocasiones, esta pérdida se intensifica. Esto es debido a muchas causas, y algunas de ellas son evitables.

Estrés Físico, Estrés Emocional…

Una de las causas más comunes de pérdida de cabello es derivado del estrés. Aunque la alopeica está asociado a hombres, también son muchas mujeres las que la sufren, esta es una de las causas más comunes en la pérdida de cabello para la mujer.  El estrés provoca un tipo de caída que se llama “efluvio telógeno” y  puede provocar que perdamos hasta tres cuartos de nuestro cuero cabelludo. La forma de caída suele ser muy vistosa, porque se cae por mechones mientras aplicamos champú o nos peinamos, o simplemente porque pasamos las manos por el pelo.

Este tipo de pérdida suele durar de 6 a 8 meses, es normalmente temporal, pero en ocasiones se vuelve crónico y por ello es adecuado acudir a un profesional en ambos casos.

La edad, que no perdona.

La mayoría de los hombres mayores de 70 años presenta síntomas de alopecia. Esto se agrava cuando durante nuestra vida hemos llevado una mala alimentación, o hemos tenido que tomar demasiados medicamentos.

Cambios hormonales.

Una de las causas más comunes de alopecia en mujeres son los cambios hormonales. Un ejemplo es una gran pérdida de cabello que suele darse después de dar a luz, o durante la menopausia.

Alimentación Deficiente.

La forma en la que comemos es realmente importante y uno de los síntomas de una mal alimentación es la pérdida de cabello o de lustrosidad en el mismo.

La herencia genética

Una de las causas más comúnmente creídas es la herencia genética y normalmente con la llegada del envejecimiento. La calvicie hereditaria suele afectar en mayor medida a hombres que a mujeres y suele aparecer en algún momento después de la pubertad.

¿Y se puede hacer algo?

Pues si se puede hacer, y con mucha más efectividad que lo que la mayoría de gente piensa. Existen multitud de tratamientos que nos pueden ayudar a frenar la caída del cabello e incluso a regenerarlo. Lo importante es no perder la esperanza y saber que se puede hacer toda una serie de acciones, nosotros hemos obtenido grandes resultados con nuestro tratamiento “Regenera”. Si quieres más información, pincha aquí.