Chat with us, powered by LiveChat

Tratamiento facial

Un tratamiento facial básico si queremos tener una piel sana

PIDE CITA
PIDE INFO

Cómo tener una piel sana

El tratamiento facial es básico si queremos tener una piel sana. Su objetivo es eliminar las impurezas que en el día a día se van depositando en la piel, tanto internas (células muertas o restos de la dermis), como externas (contaminación, suciedad, etc…), que se adhieren a nivel microscópico dificultando los intercambios necesarios de la piel con el medio. Exceso de sebo, bacterias, toxinas… son eliminadas limpiando el rostro correctamente por la mañana y por la noche.

Sin embargo, aún manteniendo estas buenas costumbres profilácticas, un TRATAMIENTO de HIGIENE FACIAL es necesario para eliminar las células muertas al menos cuatro veces al año, en los cambios de estación, y sobre todo si queremos optimizar el uso de cremas o cualquier tratamiento que implique una buena permeabilidad de la piel.

Pensando en futuros tratamientos

3 formas para tener una piel sana

1 Diagnóstico especializado

Un completo tratamiento de nuestra piel debe ser precedido por un diagnóstico personalizado para cada tipo de piel, que aplicado por especialistas nos permitirá tener:

  • una piel saludable
  • una piel bonita y sin impurezas
  • menos arrugas
  • aumentar su elasticidad
  • reducir la flacidez
2 Pensar en el futuro

También estará lista para responder a futuros tratamientos, como el de reducción de volumen localizado… por ejemplo. Además cualquier producto de belleza actuará con mayor eficacia porque sacaremos mayor provecho a sus principios activos.

3 Mantenimiento

Es muy importante mantenerla con una buena higiene realizada con productos suaves, que no sean abrasivos y sin frotar demasiado. Pero  sobre todo que sean adecuados a cada tipo de piel, no sólo por salud, también es importante la belleza.

Un tratamiento de higiene facial proporciona salud para tu piel y belleza y confort para ti

Un tratamiento de higiene facial en ADELGAR consiste en eliminar las capas más superficiales de la piel con una acción física -exfoliando la piel y extrayendo  las células muertas- para posteriormente aplicar una hidratación o nutrición con una mascarilla revitalizante. Terminando con una acción mecánica, tipo masaje, que ofrece un confort total para la cara, el cuello y el escote.

“El tiempo de la sesión es de 45 minutos. Recomendamos realizar un tratamiento de higiene facial profunda cada cambio de estación”
Esteticista, Adelgar
Sofía K..

Centro de estetica

Soluciones de Belleza