Chat with us, powered by LiveChat

Higiene Facial y Terapia Fotodinámica.

Purifica, oxigena y equilibra. Piel limpia, piel sana.

Consulta gratuita informativa

En qué consiste

La piel, aunque la limpies todos los días, tiene impurezas que persisten y van taponando tus poros. La suciedad y la contaminación ambiental, el maquillaje e incluso el estrés son algunos factores que hacen que la piel acumule suciedad y pierda vitalidad, frescura y luminosidad.

La higiene facial incluye una primera limpieza para retirar la suciedad más superficial y una exfoliación para desincrustar las impurezas más profundas.

Seguidamente se utiliza el vapor de ozono como método para abrir los poros y retirar los puntos negros sin dañar la piel. Una vez abiertos los poros y eliminada la suciedad profunda es necesario cerrar los poros y cauterizarlos para descongestionar la piel y bajar la inflamación producida por el proceso con terapia fotodinámica.

Por último, se aplica una mascarilla hidrante y una crema final adecuada al tipo de piel para nutrir y calmar la piel.

Precio

Desde 80 € la sesión.

Beneficios del tratamiento:

Cada una de las técnicas aplicadas en el tratamiento, aportan diferentes beneficios en la piel:

  • Vapor de ozono: El vapor de agua aumenta la temperatura local, activa el riego sanguíneo y el funcionamiento de las glándulas sebáceas y sudoríparas y dilata los folículos pilosebáceos, por lo que facilita la eliminación de toxinas, simplifica la posterior extracción de comedones y ayuda a la penetración de los cosméticos que van a ser aplicados posteriormente. El ozono tiene dos importantes propiedades: oxigenación (aumenta la oxigenación tisular y celular) y oxidación (efecto bactericida y germicida).
  • Terapia Fotodinámica (Máscara Led de colores). La Luz LED aplicada a la piel proporciona energía capaz de estimular los tejidos, regenerar las células y conseguir una piel sana y rejuvenecida.
    Color Verde: (518nm) antiinflamatorio y descongestivo e inhibidor de melanina.
    Color Azul: (8480nm) bactericida y germicida, altamente eficaz en los tratamientos de acné e inflamación
    Color Amarillo: (590nm) se recomienda en pieles grasas para evitar la formación de espinillas por oxidación de la grasa.
    Color Turquesa: (490nm) estimula el sistema inmunológico, se recomienda aplicar después del color azul.
    Color Purpura: (690nm) activa la circulación sanguínea, ayuda a contraer los folículos (poros) y elimina los radicales libres. Recomendado en pieles sensibles y con dermatitis.

Indicado para:

Se recomienda realizarse como mínimo una higiene facial al año, y está indicado para todo tipo de pieles.

Estos son los signos que determinan la necesidad del tratamiento:

  • Especialmente pieles mixtas, grasas y acneicas.
  • Problemas de secreción sebácea.
  • Poros dilatados.
  • Aspecto graso, opaco y brillos (sobre todo, en la parte media de la cara: frente, nariz y mentón).
  • Imperfecciones cutáneas: puntos negros, espinillas, comedones…

Se recomienda antes de iniciar cualquier tratamiento facial, ya que potencia la penetración de los principios activos.

Los productos cosméticos naturales y técnicas aplicadas, aportan estos efectos en la piel:

  • Oxigena, purifica y equilibra su pH.
  • Elimina las células muertas.
  • Purifica los comedones.
  • Corrige la dilatación de los poros.
  • Aporta luminosidad y vitalidad.

Preguntas frecuentes:

¿Cuánto dura la sesión?

La sesión tendrá una duración aproximada de 90 minutos.

¿Es un tratamiento doloroso?

Este tratamiento provoca mínimas molestias durante la extracción de espinillas, pudiendo existir un pequeño riesgo de enrojecimiento e inflamación. Sin embargo, el procedimiento y las técnicas aplicadas calman la piel haciendo desaparecer estos síntomas.

¿Con qué frecuencia es necesario realizarse una higiene facial?

La frecuencia recomendada dependerá del tipo de piel y del estudio realizado previamente por el especialista. El mínimo es una vez al año. Sin embargo, es recomendable que las personas con una piel normal se sometan a una limpieza de cutis profesional cada tres o cuatro meses. Las pieles maduras o muy secas pueden requerir una cada seis u ocho semanas.

¿Con qué otros tratamientos se puede combinar?

Recomendamos la higiene facial antes de cualquier otro tratamiento facial para potenciar la penetración de los principios activos y mejorar los resultados.

¿Existe alguna contraindicación?

El especialista será quien dictamine si es apto o no para este tipo de tratamientos, pero las contraindicaciones específicas son infecciones cutáneas, alergias, estado febril y embarazo o periodo de lactancia.

Soluciones de Belleza