shutterstock_583199005

¿Qué es la carboxiterapia?

La grasa corporal es un componente muy importante de nuestro cuerpo. Su función es la de proteger los órganos, controlar la temperatura y almacenar las vitaminas; pero hay que tener especial cuidado con los malos hábitos alimentarios, la vida sedentaria…. ya que el aumento de su volumen y el exceso se puede convertir en un problema para la salud y para realizar las tareas  cotidianas.

En muchas ocasiones, aun encontrándonos en nuestro peso, tenemos zonas concretas  de nuestro cuerpo con exceso de grasa o flacidez; para poner fin a estos problemas, sin cirugía ni efectos secundarios, la CARBOXITERAPIA es el tratamiento que necesitas.

La carboxiterapia es un tratamiento médico-estético, que se aplica a través de pequeñas inyecciones subcutáneas de dióxido de carbono (CO2) en las zonas de grasa  localizada.

La Carboxiterapia es un tratamiento especialmente diseñado para combatir la celulitis, flacidez y grasa localizada, descubre más aquí.

¿En qué consiste el tratamiento de carboxiterapia?

Con este tratamiento se logra estimular la circulación a todos los niveles: arterial, venoso y linfático, y así conseguir una mayor oxigenación del tejido, y liberar sustancias que favorecen, al haber más aporte de oxígeno en la zona, el crecimiento del pelo, dar firmeza a la piel y la rotura y eliminación de los acúmulos de grasa, mejorando además casos de celulitis, que se dan especialmente en mujeres.

Para tratar la flacidez de la piel, tanto en el rostro como en el cuerpo, se realizan inyecciones intradérmicas, así se produce una inflamación en la dermis que favorece la creación de colágeno y elastina, dos proteínas necesarias para tener firmeza en la piel, ya que con el paso del tiempo poco a poco se disminuye su producción .

Cuando hay varios problemas juntos, celulitis, sobrepeso…… es recomendable combinar la carboxiterapia con otros tratamientos para poder conseguir unos resultados más completos.

Los resultados empiezan a ser visibles a partir de la quinta sesión y lo recomendado suelen ser 10 sesiones.

Es recomendable acompañar las sesiones con una dieta saludable cuando se quiere reducir volumen, celulitis o bajar de peso.

Las zonas a tratar son: rodillas, muslos, cartucheras, flancos, abdomen, espalda, brazos, pecho (hombres, siempre que no sea tejido mamario), papada, rostro, bolsas, ojeras y cuero cabelludo.

Es un tratamiento poco invasivo, las contraindicaciones son mínimas, y los efectos secundarios de poca relevancia, salvo algún hematoma leve y ligera sensación de pesadez, recién realizada la sesión.

 El equipo Adelgar